¡Llámanos!

¿Qué beneficios tiene comer frutas y verduras a diario?

¿Somos conscientes de los beneficios que tienen las frutas y verduras sobre nosotros? ¿Si supiéramos todo eso diríamos que no nos gustan o haríamos que nos gustara?

Existe una falta de información sobre los beneficios que disponen este grupo de alimentos, la cantidad necesaria de consumición al día y como nos afecta directamente.

Vamos explicar todo lo relacionado con esto, hablaremos de las raciones diarias y de los beneficios, explicando cada cosa, añadiendo imágenes de cómo sería una cantidad recomendable en las comidas.

En un estudio científico culpa que la población vaya aumentando la obesidad y la aparición de otras enfermedades como tipos de cáncer, problemas de corazón… por el insuficiente de consumo de frutas y verduras: “Estimamos la carga mundial de morbilidad atribuible al consumo insuficiente de frutas y verduras, un factor de riesgo cada vez más reconocido de enfermedades cardiovasculares y cáncer, y comparamos su impacto con el de otros factores de riesgo de morbilidad importantes.” (1).

Viendo estos resultados tendríamos que recapacitar y pensar si tomamos la cantidad recomendada diaria como son; dos/tres piezas de frutas al día y medio plato de verdura abundante por comida y cena, lo que supondría unos 200/250gr de verduras por cada ingesta, en total serian 5 raciones en conjunto. Existe una campaña muy interesada fomentada por el gobierno y la unión europea para fomentar la ingesta de frutas y verduras: http://www.5aldia.org/index.php

¿Qué beneficios podemos encontrar en las frutas y en las verduras? Existen multitud de beneficios, pero sobre todo tienen multitud de tipos de vitaminas;

  • Pueden mejorar el estado del hierro debido a su alto contenido en vitamina C: “The objective was to assess the relation between dietary fruits, vegetables, and juices (FVJ) according to their vitamin C and fiber contents and serum ferritin and hemoglobin concentrations.”(2).
  • Tienen un alto contenido en fibra, la fibra vegetal nos aporta volumen a la dieta, esto quiere decir que nos da una sensación mayor de saciedad, otra importante característica que nos ayuda a dar consistencia a las heces, favoreciendo el tránsito intestinal: “Composición nutricional con altos niveles de fibra y de compuestos fenólicos, junto a una elevada capacidad antioxidante, que hacen adecuado su consumo en la prevención de enfermedades crónicas presentes en nuestra población directamente relacionadas con el estrés oxidativo (cáncer, obesidad, enfermedades neurodegenerativas, patologías cardiovasculares, procesos asmáticos, etc).” (3)
  • La mayoría de estos alimentos están compuestos por flavonoides unos pigmentos que protegen al organismo: “pigmentos naturales presentes en los vegetales y que protegen al organismo del daño producido por agentes oxidantes. El organismo humano no puede producir estas sustancias químicas protectoras, por lo que deben obtenerse mediante la alimentación. Están ampliamente distribuidos en plantas, frutas, verduras…” (4).

Estos son algunos de sus beneficios, pero están compuestos de muchos más que únicamente nos aportan cosas positivas a nuestros organismos.

Después de leer esto no te preguntas; ¿tomo las cantidades recomendadas?


  • Lock, K., Pomerleau, J., Causer, L., Altmann, D. R., & McKee, M. (2005). The global burden of disease attributable to low consumption of fruit and vegetables: implications for the global strategy on diet. Bulletin of the World Health Organization83, 100-108.
  • Sandrine Péneau, Luc Dauchet, Anne-Claire Vergnaud, Carla Estaquio, Emmanuelle Kesse-Guyot, Sandrine Bertrais, Paule Latino-Martel, Serge Hercberg, Pilar Galan; Relationship between iron status and dietary fruit and vegetables based on their vitamin C and fiber content, The American Journal of Clinical Nutrition, Volume 87, Issue 5, 1 May 2008, Pages 1298–1305.
  • Morillas-Ruiz, J. M., & Delgado-Alarcón, J. M. (2012). Análisis nutricional de alimentos vegetales con diferentes orígenes: Evaluación de capacidad antioxidante y compuestos fenólicos totales.  clín. diet. hosp32(2), 8-20.
  • Martínez-Flórez, S., González-Gallego, J., Culebras, J. M., & Tuñón, M. (2002). Los flavonoides: propiedades y acciones antioxidantes. Nutrición hospitalaria17(6), 271-278.

¡Come bien, vive mejor!

Comments