¡Llámanos!

¿Qué es el déficit de enzima DAO? Tengo migrañas, ¿lo padezco?

¿Tengo déficit de enzima DAO?

¿Tengo migrañas, puedo sufrir déficit de enzima DAO? 

                       Esta vez comenzaremos con una pregunta, ¿has escuchado alguna vez hablar sobre el déficit de DAO? Si la respuesta es no, te invitamos a que continúes leyendo, pues seguro te resultará muy interesante. 

El Déficit de DAO, que se estima puede estar presente en el 15% de la población, es una alteración en el metabolismo de la histamina, que se presenta cuando hay poca actividad de la enzima Diamino Oxidasa (DAO), considerada como la enzima más importante en la metabolización de la histamina. Esta situación se produce cuando por predisposición genética o debido a diferentes factores farmacológicos o patológicos se crea una deficiencia considerable en la actividad funcional de esta enzima intestinal. (1)

Antes de seguir es importante que hagamos una diferenciación entre la incapacidad de metabolizar la histamina y la famosa “histaminosis”. Una de ellas tiene muchos estudios científicos que la respaldan y demuestra de forma objetiva que una enzima no existe en el organismo en las cantidades en las que debería existir. La otra no tiene este respaldo científico y aún no podemos decir que sea algo verídico y que funcione.

En cuanto a la histamina, es una amina derivada de un aminoácido esencial, la histidina, y es un potente mediador de numerosas reacciones biológicas. Tiene muchas funciones fisiológicas y fisiopatológicas como, por ejemplo, interviene en la regulación de la circulación, en la contracción y relajación de la musculatura lisa y los vasos sanguíneos, en la secreción del ácido clorhídrico en el estómago, en los procesos alérgicos, en la cicatrización de los tejidos, así como actúa de neurotransmisor del sistema nervioso central.

Esta molécula se obtiene a través de dos fuentes. La primera fuente de histamina es la propia del organismo humano, pues es  fabricada a partir de la histidina, almacenada en diversos tejidos del organismo, y la segunda fuente es la obtenida a través de los alimentos. En ambos casos es excretada por vía intestinal, siendo degradada al pasar por la mucosa intestinal por la enzima DAO.

Si se produce alguna alteración en su metabolismo y no se mantienen las concentraciones normales de histamina en sangre (50-70 mg/l), la acumulación de esta amina en plasma desencadena efectos no deseados. Justo lo que ocurre cuando se da el déficit DAO. La baja actividad de la enzima provoca que una concentración considerada normal de histamina proveniente de los alimentos no pueda metabolizarse, pasando al torrente sanguíneo y aumentando su concentración en el mismo para, a continuación, distribuirse por diferentes puntos del organismo. (2)

La Sociedad Internacional del Déficit DAO recoge en una tabla, aquí adaptada, los síntomas derivados del déficit DAO, que son muy variables:

 

 

SISTEMAS

Respiratorio Cardiovascular Epitelial Nervioso Digestivo Muscular Óseo
SÍNTOMAS Congestión nasal, asma Hipotensión, hipertensión y arritmias Urticaria, piel atópica, psoriasis Migraña, cefaleas, resaca, mareos Síndrome del Intestino irritable, estreñimiento, saciedad, dolor de estómago, vómitos Fibromialgia, dolores musculares Dolores osteopáticos

 

No se han de presentar necesariamente todos los síntomas descritos, pero se sabe que la mayoría de los pacientes con un nivel reducido de actividad de enzima DAO, presentan como media tres de dichos síntomas, siendo la migraña especialmente prevalerte entre los mismos. Se estima que alrededor del 90% de pacientes con migrañas, tienen esta patología debida a un fallo en la enzima DAO. (2, 3)

La histamina y otras aminas están presentes en varios grados en muchos alimentos, y su presencia aumenta con la maduración. La formación de aminas en los alimentos requiere la disponibilidad de aminoácidos libres, la presencia de microorganismos para la transformación de los aminoácidos precursores, y que las condiciones ambientales sean favorables para la síntesis y la actividad de las descarboxilasas.

Por lo tanto, las altas concentraciones de histamina se encuentran principalmente en productos de fermentación microbiana, como el queso añejo, los productos vegetales fermentados, el vino  y la carne procesada o en alimentos con deterioro microbiano. (4, 5)

Además de los alimentos ricos en histamina, se considera que muchos alimentos tienen la capacidad de liberar histamina directamente de los tejidos, es decir, la histamina endógena, incluso si contienen solo pequeñas cantidades de histamina. Entre ellos se encuentran los cítricos, el chocolate, algunos frutos secos como la nuez o el cacahuete, el cerdo, los crustáceos, la clara de huevo y algunos aditivos y especias. (6)

Por último, existen los alimentos bloqueadores de la enzima DAO, grupo de alimentos que pueden potenciar la absorción y acumulación plasmática de histamina. En este grupo hay que destacar es alcohol, especialmente el vino y los destilados. El alcohol es uno de los alimentos más nocivos para las personas con déficit de enzima DAO, pues además de liberar histamina endógena, anteriormente comentado,  tiene la propiedad de bloquear la enzima DAO, pudiendo interferir en el metabolismo de su propia histamina y en el de la que se ha ingerido en otros alimentos conjuntamente. (7)

Del mismo modo actúan algunos fármacos, por lo tanto, la ingesta de medicamentos, especialmente la medicación a largo plazo, debe considerarse en la interpretación de los síntomas. (2)

Para finalizar este post, nos gustaría comentar sobre qué debemos ante la sospecha de poder déficit de enzima DAO.

Dado que puede producir síntomas muy similares a una alergia, en primer lugar debe realizarse el diagnóstico de alergia para excluir esta opción. A continuación, siempre con la ayuda de un dietista-nutricionista, ha sido útil en multitud de estudios seguir una dieta muy baja en histamina para así percatarse de una mejoría significativa de los síntomas y recaídas después de errores en la dieta. En último lugar, se puede determinar la presencia de la enzima DAO en suero o mediante una biopsia tisular.

Una vez hecho el diagnóstico, la degradación de la histamina puede verse reforzada por la administración de vitamina C y vitamina B6, ya que al ser cofactores de la enzima DAO conducen a un aumento en la actividad de dicha enzima. (2)

Por último, si sospechas que puedes tener déficit de enzima DAO o tienes síntomas parecidos, consulta con un especialista que pueda ayudarte a detectarlo. Esto podrá traer grandes mejoras en tu calidad de vida y te ayudará a sentirte mejor pronto.

Marta Colmenero
Alumna en prácticas en NutriNour

Corregido por Daniel Mantas
Nutricionista Clínico
AND-00652


Bibliografía:

  1. San Mauro Martin I, Brachero S, Garicano Vilar E. Histamine intolerance and dietary management: a complete review. Allergol Immunopathol (Madr) 2016;44:475–483. doi: 10.1016/j.aller.2016.04.015.
  2. Maintz L., Novak N. Histamine and histamine intolerance. Am. J. Clin. Nutr. 2007;85:1185–1196. doi: 10.1093/ajcn/85.5.1185.
  3. izquierdo-Casas J., Comas-Basté O., Latorre-Moratalla M.L., Lorente-Gascón M., Duelo A., Vidal-Carou M.C., Soler-Singla L. Low serum diamine oxidase (DAO) activity levels in patients with migraine. J. Physiol. Biochem. 2018;74:93–99. doi: 10.1007/s13105-017-0571-3.
  4. Silla Santos MH. Biogenic amines: their importance in foods. Int J Food Microbiol 1996;29:213–31.
  5. Bodmer S, Imark C, Kneubuhl M. Biogenic amines infoods: histamine and food processing. Inflamm Res 1999;48:296–300.
  6. Steinhoff M, Griffiths C, Church M, Lugar TA. Histamine. In: Burns T, Breathnach S, Cox N, Griffiths C, eds. Rook’s textbook of dermatology. Oxford, United Kingdom: Blackwell Science, 2004:9.50–2.
  7. Zimatkin SM, Anichtchik OV. Alcohol-histamine interactions. Alcohol Alcohol 1999;34:141–7.

 

Comments