¡Llámanos!

En este post, se darán algunas claves para mejorar nuestra salud capilar gracias a la nutrición. Respondiendo, principalmente, a estas preguntas:

  • ¿Quieres mejorar la calidad de tu pelo?
  • ¿Tienes problemas en el cuero cabelludo?
  • ¿Quieres aprender a cuidar la salud de tu pelo/cuero cabelludo?

Seguro que alguna vez te has preocupado al notar tu cabello más débil, más frágil o seguro que conoces a alguien al que sí le ha pasado. Pues bien, aunque el cabello puede verse afectado por la contaminación del aire y otros factores ambientales, una alimentación saludable es la base para conseguir un cabello sano y fuerte. No debemos olvidar que, además de los cuidados externos, debemos nutrir el pelo desde el interior.

Una privación calórica desmesurada y descontrolada en el tiempo o el déficit de algunos nutrientes tales como algunas proteínas, minerales y vitaminas, pueden alterar el metabolismo de las células del folículo piloso (estructuras cutáneas cuya función principal es la formación del pelo) causando anomalías estructurales, cambios en la pigmentación, calidad y fragilidad del cabello o incluso en la pérdida y caída del mismo. Esto es especialmente común cuando se realizan dietas ricas en alimentos de poca calidad nutricional e hipocalóricas muy estrictas o en dietas mal controladas. [1, 2]

A continuación, vamos a hacer un repaso de los nutrientes que cobran mayor importancia en la formación de un cabello sano y, las consecuencias de su déficit en la dieta:

  1. Proteína: Es la principal constituyente de las fibras del cabello, por lo tanto, una ingesta reducida de dicho nutriente puede perjudicar el crecimiento del mismo. En las primeras etapas el pelo reduce su diámetro, su elasticidad y se vuelve más frágil. También se pueden dar cambios en el color a lo largo del tallo del cabello. [3, 4]
  2. Ácidos grasos esenciales (omega-3 y omega-6): Son un importante componente de las membranas celulares. La pérdida de pelo del cuero cabelludo comporta uno de los principales síntomas de su déficit. [5]
  3. Ácido ascórbico (Vitamina C): Vitamina esencial para la síntesis de colágeno y el entrecruzamiento de las fibras de queratina, que son unas proteínas componentes del pelo. Uno de los principales signos que aparecen con su déficit es la formación de rizos no comunes causados por cambios en la estructura del pelo. [1]
  4. Niacina (vitamina B3): Es un componente esencial en el suministro de energía celular. Los signos tempranos son aumento de la fragilidad del pelo y pérdida de cabello difusa, es decir, pérdida progresiva del cabello en una zona particular y aleatoria del cuero cabelludo. [1]
  5. Biotina (vitamina B8): Nutriente importante en el metabolismo de las proteínas. La deficiencia de esta vitamina es rara dado que una cantidad considerable es sintetizada por bacterias intestinales. Puede darse, por ejemplo, debido a una alteración de la flora gastrointestinal causada por antibióticos, por una dieta rica en alimentos ultraprocesados o un trastorno intestinal. Los síntomas incluyen cambios en la estructura del pelo. [6]
  6. Vitamina B12: Al igual que la vitamina anterior, es importante en el metabolismo de las proteínas. En referencia al cabello, su deficiencia da lugar principalmente al aumento de la aparición de canas. [1]
  7. Zinc: Este mineral participa en la síntesis de las proteínas. La deficiencia de zinc puede conducir a la aparición de un cabello fino, despigmentado (tonos blanquecinos) y quebradizo, así como a la disminución del diámetro del mismo. [7, 8]
  8. Hierro: Participa mediante diferentes mecanismos en el control de la síntesis de ADN. Por un lado, incluso en ausencia de anemia, su déficit puede dar lugar a la pérdida de cabello. Y, por otro lado, la producción alterada de queratina puede conducir a la reducción del diámetro de los pelos y puede serasimismo notorio en las calidad de las uñas. [9, 10]
  9. Cobre: Es un mineral esencial para la resistencia de la fibra de queratina. Su déficit puede dar lugar a la despigmentación del cabello. [1]
  10. Selenio: Aunque su déficit es poco común, puesto que se da principalmente en áreas de suelo con bajo contenido en este mineral, cabe destacar que puede causar despigmentación del cabello. [1]

Ahora que ya sabemos un poco más sobre la importancia de la nutrición en el cuidado de nuestro cabello el momento de hacer algunas conclusiones. Podríamos sugerir que complementarse con algunas vitaminas y mineras podría ayudar a tener un cuero cabelludo sano y de gran calidad. Esto podría quizás ser beneficioso en el caso extremo de personas con un pelo en muy muy malas condiciones para recuperar la salud del cuero cabelludo. Sin embargo, como en tantos otros casos lo más importante es la prevención. Llevando a cabo una alimentación saludable basada en legumbres, cereales integrales, frutas y verduras, cubriremos todos los requerimientos nutricionales, logrando así tener un pelo  de gran calidad.

 

Infografía salud capilar y nutrición

Artículo elaborado por: Marta Acosta
Estudiante en Prácticas en NutriNour

Supervisado por: Daniel Mantas
Nutricionista clínico
AND-00652


Referencias:

  1. Finner, A. M. (2013). Nutrition and Hair. Dermatologic Clinics, 31(1), 167–172.
  2. Rooth G, Carlstro¨m S. Therapeutic fasting. Acta Med Scand 1970;187(6):455–63.
  3. Jordan VE. Protein status of the elderly as measured by dietary intake, hair tissue, and serum albumin. Am J Clin Nutr 1976;29(5):522–8.
  4. McKenzie CA, Wakamatsu K, Hanchard NA, et al. Childhood malnutrition is associated with a reduction in the total melanin content of scalp hair. Br J Nutr 2007;98(1):159–64.
  5. Skolnik P, Eaglstein WH, Ziboh VA. Human essential fatty acid deficiency: treatment by topical application of linoleic acid. Arch Dermatol 1977;113(7): 939–41.
  6. Williams ML, Packman S, Cowan MJ. Alopecia and periorificial dermatitis in biotin-responsive multiple carboxylase deficiency. J Am Acad Dermatol 1983; 9(1):97–103.
  7. Prasad AS. Discovery of human zinc deficiency: 50 years later. J Trace Elem Med Biol 2012;26(2–3):66–9.
  8. Traupe H, Happle R, Gro¨be H, et al. Polarization microscopy of hair in acrodermatitis enteropathica. Pediatr Dermatol 1986;3(4):300–3.
  9. Olsen EA. Iron deficiency and hair loss: the jury is still out. J Am Acad Dermatol 2006;54(5):903–6.
  10. Rushton DH, Ramsay ID. The importance of adequate serum ferritin levels during oral cyproterone acetate and ethinyl oestradiol treatment of diffuse androgen-dependent alopecia in women. Clin Endocrinol (Oxf) 1992;36(4):421–7

Comments