¡Llámanos!

Dieta personalizada para Soraya

Puede ser que quieras perder 5 kg por varios motivos: porque la ropa del verano pasado no te queda igual, porque tienes una boda o un evento importante que se acerca, porque el médico te ha asustado con el resultado de las últimas analíticas, por un propósito de año nuevo… o incluso porque llega el buen tiempo y quieres perder esos kilitos que has ganado durante el invierno. Por todos esos motivos, son muchas las personas que, para perder peso, se suman a la llamativa OPERACIÓN BIKINI y están dispuestas a seguir una dieta milagro para conseguirlo. Pues bien, con este artículo voy a intentar que tú no seas una de ellas.

Te pongo en contexto, ¿Qué es una dieta milagro?

Seguir dietas que presentan una o más de estas características: no tienen aval científico, presentan una restricción estricta de según qué alimento (como los temibles hidratos de carbono, por ejemplo), se basan en un solo alimento: en batidos, complementos que te prometen ser Elsa Pataki en 3 semanas… Te prometen rapidez en conseguir los objetivos omitiendo las consecuencias que pueden conllevar, y un sinfín de ejemplos más. Aunque esto último puede llamarte la atención, no te dejes llevar por la impaciencia.

Cuando se siguen estas recomendaciones, el objetivo en el 99% de los casos es puramente de pérdida de peso, sin preocuparse por el mañana, por ese octubre que también llegará y si nos has seguido un proceso de educación nutricional, todos los errores que hacías antes de empezar la operación bikini, volverán y la balanza volverá a subir (conocido como el efecto yo-yo de las dietas no saludables). No tiene ningún sentido ponerse a dieta cada mayo, para recuperarlo en septiembre y luego volver hacer operación bikini el año siguiente, y así cada año… Es muy importante que tengas claro el objetivo y éste debe ser mejorar los hábitos alimentarios y que estos cambios se mantengan para siempre. Debemos de querer más a nuestro cuerpo, que al fin y al cabo sólo tenemos uno y debe durar para siempre. En definitiva, ninguna operación es más eficaz que la que combina una alimentación saludable y variada durante los 365 días del año y la práctica deportiva con continuidad.