¡Llámanos!

¿Es el desayuno la comida más importante del día?

Cuantas veces no hemos oído a alguien decirnos “tienes que desayunar, es la comida más importante del día”. Bien, esa persona estaba equivocada. El desayuno no es la comida más importante del día. Y por supuesto, no tienes que hincharte a comida antes de salir de casa como dice la famosa frase de: “desayuna como rey, come como príncipe y cena como mendigo”.

Son varios los motivos detrás de esta afirmación, sin embargo, estudios recientes han observado que no hay razones fisiológicas para desayunar obligatoriamente (estudio).

En consulta es habitual escuchar “desayuno porque dicen que tengo que desayunar, pero me cuesta mucho que me entre comida por la mañana”, a lo que contestamos: -si eres una persona a la que le cuesta ingerir alimentos por la mañana no tienes porque hacerlo inmediatamente tras salir de la cama. No pasa absolutamente nada por no comer cuando nos levantamos por la mañana. Nuestro cuerpo no se va a autodigerir por estar 8 horas sin comer. Usemos el sentido común, ¿creéis que habríamos sobrevivido y evolucionado como especie si el desayuno fuera tan indispensable? Nuestros antepasados, incluso nuestros abuelos (sin ir tan lejos) no tenían la disponibilidad de alimentos que tenemos hoy en día. Comían cuando podían, ¿y saben qué? Han sobrevivido, prueba de ello es que estamos hoy aquí leyendo esto.

Otra de las afirmaciones sobre el desayuno es que hay que recargar las pilas antes de salir de casa y así mejorar el rendimiento escolar y el laboral. Esta afirmación se sustenta en estudios observacionales. Un estudio observacional significa que no hay intervención por parte del investigador, éste se limita a observar y anotar los datos resultantes durante el periodo que dure el estudio. Es decir, no implica causalidad directamente, sino, que existe una correlación entre lo que observa y el resultado obtenido. Hay muchos factores que se deberían de tener en cuenta para decir con certeza que desayunar aumenta el rendimiento de una persona, y hoy en día no existe un estudio que lo confirme fehacientemente.

Desayuno ideal según la industria alimentaria

Antes de preocuparnos porque es la comida más importante, entendiéndose como indispensable. Deberíamos preocuparnos más por lo que se consume en el desayuno. La industria alimentaria se ha encargado de que los “cereales de desayuno” sean los protagonistas de las mañanas. Estos productos están hechos a base de cereales refinados, es decir, cereales sin beneficio nutricional para nuestro cuerpo ya que se han eliminado los nutrientes (vitaminas, minerales, fibra…) durante el proceso de refinamiento. Además de contener gran cantidad de azúcares simples añadidos, grasas vegetales que no son recomendables y otras sustancias innecesarias para hacerlos más apetecibles.

Es importante resaltar que, no existe un modelo de desayuno ideal (fruta+ cereal + lácteo) como han querido vendernos todos estos años. No es obligatorio bebernos el zumo de naranja recién exprimido (o de bote) ni el cuenco de cereales con leche y colacao. Este tipo de desayuno es igual a AZÚCAR, y no…nuestro cerebro no necesita azúcar simple añadida (industrial) para funcionar correctamente, necesita glucosa, ácidos grasos saludables (omega-3 y omega-6) y otros micronutrientes (estudio).

Ejemplo de desayuno “equilibrado” ofrecido por la industria alimentaria
Ejemplo de desayuno “equilibrado” ofrecido por la industria alimentaria

Este tipo de desayuno “ideal” supera con creces la cantidad de azúcar máxima diaria (25g según la OMS). El exceso de azúcar a largo plazo aumenta la acumulación de grasa visceral (grasa que recubre los órganos digestivos), altera el funcionamiento del hígado (estudio, estudio, estudio) y deriva en enfermedades crónicas como diabetes, enfermedades cardiovasculares entre otras.

Pero entonces, ¿qué podemos desayunar?

Un desayuno ideal es aquel que se compone de alimentos reales, mínimamente procesados. Así que ya lo sabes, el desayuno no es indispensable, pero si decides desayunar escoge alimentos de calidad. Un ejemplo saludable de la combinación de fruta + cereal + lácteo sería un porridge o gachas de avena.

Prepara un desayuno con alimentos de buena calidad nutricional

Calentamos 250ml de leche o bebida vegetal, añadimos cacao puro desgrasado junto con unas gotitas de edulcorante si deseamos. Una vez que entre en ebullición añadir 5 cucharas soperas de avena, bajar el fuego a media potencia y mover de vez en cuando, una vez que quede la consistencia que queramos lo retiramos del fuego y lo decoramos con las frutas que nos apetezca. Listo, ya puedes disfrutar de un desayuno delicioso y saludable.

Recuerda…come bien, vive mejor!

Comments